IFGM
AMIF
KINEMEZ

Cervicalgia

Qué es

Se denomina cervicalgia al cuadro de dolor situado en la región cervical de causa variable.

Causas

No existe una sola causa que explique el dolor crónico de esta zona pero, según los investigadores, la gran mayoría tiene su origen en los cambios degenerativos de las vértebras cervicales. Estos procesos afectan al disco vertebral y/o a las articulaciones posteriores. Cada gesto de la cabeza provoca dolor. Será el nervio sensitivo el encargado de transmitir esta información cuando existe un proceso inflamatorio de los tejidos.

Pero ¿Por qué se degeneran las vértebras? Hay causas secundarias que lo explican como: traumatismos, infecciones, malformaciones congénitas, y otras; pero en realidad la gran mayoría de cervicalgias no tienen una causa evidente. Nos limitamos a decir que es una contractura muscular o una sobrecarga o un bloqueo articular.

Nuestra visión es algo diferente. La posición de la cabeza y la forma de la región cervical, están supeditadas a: la vista, el oído, la mandíbula, la personalidad, incluso a la posición de nuestros pies. Todo esto influye sobre la buena mecánica de esta zona. No hay buen porte de la cabeza sin una buena postura global. Así una hiperlordosis cervical o una rectificación cervical debido a un desequilibrio de las cadenas musculares, puede ser el origen de una mecánica vertebral defectuosa. Aparecen las contracturas musculares, los bloqueos articulares, los desgastes y con el tiempo la verdadera patología cervical: artrosis, protusiones, hernias discales, estenosis,…

Síntomas

El dolor en el cuello puede ser aislado o acompañarse de dolor de cabeza (cefalea), sensación de mareo con los cambios de posición de la misma. Esta sintomatología puede tener su origen en la columna cervical o en otro lugar. No todos los mareos tienen su origen en la columna cervical.

Cuando, además del dolor cervical, se une un dolor en el brazo, con hormigueos o sensación de quemazón en el miembro superior lo denominamos cervicobraquialgia. En este caso es posible que exista una irritación de una raíz nerviosa cervical por una hernia discal.

Diagnóstico

El estudio debe basarse en una correcta historia clínica (qué le duele, por dónde se distribuye el dolor, existe alguna postura que mejore o empeore la sintomatología, etc), seguida de una exploración clínica con palpación de la columna y su musculatura, exploración de la movilidad articular y también una exploración neurológica (fuerza, reflejos, sensibilidad).
Asociamos a este examen clínico un análisis global, es decir, las alteraciones posturales y el estado de las cadenas musculares.

Siempre en segundo lugar y nunca sustituyendo a la exploración clínica, pueden realizarse una serie de pruebas complementarias: radiografías, resonancia magnética, TAC y otras pruebas para completar el estudio. Un especialista médico será quien decida la conveniencia o no de efectuar estos estudios complementarios para establecer un diagnóstico preciso. Recuerde que la gran mayoría de cervicalgias mecánicas pueden diagnosticarse y tratarse sin ninguna prueba.


Tratamiento

La reeducación postural Mézières trata eficazmente esta patología. El enfoque deberá ser siempre global si queremos mantener los resultados a largo plazo. El éxito radica en buscar la causa primaria de la lesión que puede estar o no en la región cervical. La terapia manual específica del eje cráneo-sacral, rearmonización de las cadenas musculares, mejora de la imagen corporal, son algunas de las técnicas utilizadas en nuestros tratamientos.

Es importante asociar a la fisioterapia normas de ergonomía laboral. Se ha de estudiar el puesto de trabajo de cada persona para aconsejar sobre las posturas y el mobiliario más adecuado. En general, los tratamientos medicamentosos (analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares) y los ortopédicos (collarines), están indicados para la fase aguda que suele durar varios días. Los dolores de más de 3 meses de evolución se consideran crónicos. Su médico le orientará mejor sobre este particular.

Catellano
Català
Franais