IFGM
AMIF
KINEMEZ

Dorsalgia

Qué es

Llamamos dorsalgia al cuadro de dolor situado en la región dorsal o torácica, de causa variable.

Causas

La mayor parte de los dolores están relacionados con la postura. Bien sea por deformidades como la escoliosis, hipercifosis, dorso plano; o bien por mantener posturas inadecuadas, sea sentado o de pie. La mayoría de estos dolores se sitúan en los tejidos blandos: ligamentos y músculos principalmente. Aunque menos frecuente, se deben descartar otras causas no asociadas a la columna como la angina de pecho, problemas gastrointestinales, tumores, fracturas, etc. Estas afecciones pueden producir patrones de dolor similares a los causados por lesiones músculo-esqueléticas.

Las posturas inadecuadas son un factor detonante de estos dolores. Los desequilibrios de los bloques corporales (cervical, dorsal y lumbar) están interconectados por las cadenas musculares. Cualquier desequilibrio de un bloque modificará al otro y alterará la correcta mecánica articular vertebral y también respiratoria. La influencia de esta región con la respiración es importante dado que cada costilla se une a cada vértebra dorsal.

También se relaciona la dorsalgia crónica con fenómenos de afectación psíquica (estrés, depresión, ansiedad, etc.)

Síntomas

Los síntomas pueden ser muy variados dependiendo del origen, desde un dolor constante y difuso en la región dorsal hasta un dolor agudo localizado a un lado de las vértebras dorsales que puede irradiarse a lo largo de la costilla, incluso pudiendo dificultar la respiración o movimiento del tronco o cuello. La gran mayoría de veces el dolor transmitido por el nervio, se debe a un espasmo muscular por la alteración mecánica de estas articulaciones interapofisarias y/o costo-vertebrales.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa principalmente en la anamnesis y la exploración. La historia clínica para conocer (antecedentes, estado psicológico, qué le duele, por dónde se distribuye el dolor, existe alguna postura que mejore o empeore la sintomatología, etc.), seguida de una exploración clínica con palpación de la columna y su musculatura, exploración de la movilidad articular. Asociamos a este examen clínico un análisis global, es decir, las alteraciones posturales y el estado de las cadenas musculares.

Siempre en segundo lugar y nunca sustituyendo a la exploración clínica, deben realizarse una serie de pruebas complementarias: radiografías, resonancia magnética, TAC y otras pruebas para completar el estudio. Un especialista médico será quien decida la conveniencia o no de efectuar estos estudios complementarios para establecer un diagnóstico preciso. Recuerde que la gran mayoría de dorsalgias mecánicas pueden diagnosticarse y tratarse sin ninguna prueba.

Tratamiento

La reeducación postural Mézières trata eficazmente esta patología. El enfoque deberá ser siempre global si queremos mantener los resultados a largo plazo. El éxito radica en buscar la causa primaria de la lesión que puede estar o no en la región dorsal. La terapia manual específica del eje cráneo-sacral, rearmonización de las cadenas musculares, mejora de la imagen corporal y de un trabajo respiratorio adecuado son algunas de las técnicas utilizadas en nuestros tratamientos.

Es importante asociar a la fisioterapia normas de ergonomía laboral. Se ha de estudiar el puesto de trabajo de cada persona para aconsejar sobre las posturas y el mobiliario más adecuado. En general, los tratamientos medicamentosos (analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares) y los ortopédicos (ortesis), están indicados únicamente para la fase aguda que suele durar varios días. Los dolores de más de 3 meses de evolución se consideran crónicos. Su médico le orientará mejor sobre este particular.

Catellano
Català
Franais