IFGM
AMIF
KINEMEZ

Espondilolisis - Listesis

¿Qué es?

La espondilolisis es la rotura de la unión entre el cuerpo de la vértebra y la zona articular (istmo vertebral). Puede afectarse uno o ambos lados. El cuerpo de la vértebra queda “libre”. Cuando éste se desliza hacia delante (anterolistesis) o hacia atrás (retrolistesis) entonces pasa a denominarse espondilolistesis.

Causas

Encontramos una causa congénita cuando esta unión no se ha formado adecuadamente durante el crecimiento. Cuando la causa es la adquirida, puede ser debida a un traumatismo directo, o por leves microtraumatismos repetitivos sobre esa zona muy típica de ciertos deportes en los que se realiza una hiperextensión de la columna lumbar como la gimnasia deportiva, tenis, acróbatas,…

Síntomas

La espondilolisis suelen afectar principalmente a la 4 y 5 vértebra lumbar. En una primera fase se produce una lumbalgia, pero si esta vértebra se desplaza (espondilolistesis) puede producirse  un dolor radicular o medular por compresión del sistema nervioso como ocurre cuando hay una hernia discal

Diagnóstico

Además de la información que obtenemos del examen clínico, es imprescindible una radiografía y/o un TAC para ver el desplazamiento de la vértebra. La resonancia magnética nos ofrece una información útil sobre el tejido y, por tanto, la compresión de la raíz nerviosa o de la médula espinal.

Tratamiento

Habitualmente el tratamiento conservador suele ser la primera elección. Existen unas normas útiles como: la adecuada información por parte del profesional sobre su lesión, adecuada ergonomía en el trabajo, cierto reposo físico y psíquico, algunos medicamentos en fase aguda recomendados por su facultativo (antiinflamatorios y analgésicos por ejemplo) y sobre todo fisioterapia. Existen publicaciones serias que demuestran como un buen programa de fisioterapia hace disminuir la sintomatología y aumentar la funcionalidad. En este sentido, Mézières está especialmente indicado pues al reequilibrar las tensiones de las cadenas musculares rearmoniza la postura y alivia el dolor. Así por ejemplo sabemos que un mal pronóstico es la hiperlordosis. Esta deformidad puede favorecer el desplazamiento de la vértebra.

El tratamiento quirúrgico suele ser la última alternativa y sólo cuando los síntomas son graves y de progresión rápida.

Catellano
Català
Franais