IFGM
AMIF
KINEMEZ

Escoliosis

Qué es

Es una deformidad tridimensional de la espalda. Se caracteriza por una desviación lateral de la columna asociada a una rotación vertebral. Es importante diferenciar bien escoliosis verdadera con una actitud escoliótica donde no existe rotación vertebral.

Causas

En más del 85% de los casos no se conoce la causa (escoliosis idiopática). Entre un 15%-20% el origen está en enfermedades neurológicas, genéticas, hormonales, alteraciones del crecimiento vertebral y otras. Existen malos hábitos que pueden provocar dolor o malas actitudes posturales; como llevar mal la mochila, o deportes asimétricos (tenis, golf, etc.) o tener una mala ergonomía en el trabajo. Pero estos aspectos difícilmente podrán ser el origen de una escoliosis, incluso una verdadera pierna corta no tiene por qué provocar una escoliosis progresiva.

Síntomas

El síntoma principal es la deformidad de la espalda, que puede ser más o menos visible en función de los grados en la curva raquídea. Una escoliosis de pocos grados puede pasar desapercibida por ojos no expertos, pero cuando la curva supera los 15º-20º cobb, las deformidades pueden ser más visibles (sobre todo en verano cuando el cuerpo suele estar más liberado de ropa). En estos casos, los trastornos psicológicos son más evidentes en las escoliosis juvenil y del adolescente. En estas edades donde la imagen es primordial, queda mermada por la asociación inconsciente que hacemos: simetría de las formas igual a belleza

Si bien el dolor no suele ser el signo principal de esta deformidad, en ocasiones puede aparecer molestias en el adolescente y dolor mecánico en el adulto. Los fenómenos de compensación y las tensiones musculares suelen ser los motivos principales de estos dolores articulares.

Diagnóstico

Un análisis clínico por un profesional cualificado suele ser suficiente para diagnosticarla. No obstante es muy importante determinar los ángulos y el tipo de curva. Serán necesarias unas radiografías para verificar este aspecto.

Es muy importante el diagnóstico precoz pues será determinante en la evolución de la escoliosis. Los padres deberían ser los primeros en diagnosticarla. En posición de pie con los pies juntos, mire si aparece un hombro más elevado, la cabeza algo inclinada, un omóplato más abultado, una cadera más elevada, en definitiva una asimetría en la postura de pie.

Para verificar clínicamente la escoliosis se utiliza el test de flexión anterior del tronco o test de Adams. Pida a su hijo que flexione el tronco hacia delante como si quisiera coger un pañuelo del suelo, pero con las dos manos y las rodillas estiradas. Fíjese en su espalda, si observa que ambos lados son diferentes, como unos abultamientos en la espalda (gibosidades) le recomendamos que acuda a un profesional cualificado para confirmar el diagnóstico,

Tratamiento

Existen algunos casos en los que la evolución de la deformidad es tan importante que puede comprometer el aparato cardio-respiratorio. Cuando esta situación sucede será imprescindible un tratamiento quirúrgico. (escoliosis graves de ángulos superiores a 60º cobb). El corsé se suele utilizar cuando las curvas son superiores a 25º Cobb.

Respecto al tratamiento físico, la reeducación postural Mézières es una técnica muy válida, sobre todo en las escoliosis del adolescente y del adulto. Los objetivos son diversos: evitar la progresión de la curva (etapa pre-puberal), mejorar la flexibilidad muscular (reequilibrio cadenas musculares), mejorar la movilidad articular y la estética postural.

Catellano
Català
Franais