IFGM
AMIF
KINEMEZ

Hiperlordosis

Qué es

Llamamos lordosis a las concavidades de la curva. En la espalda hay dos lordosis: la cervical y la lumbar. Cuando estas curvas están muy acentuadas las denominamos hiperlordosis.

Causas

No existe una sola causa que explique el aumento de estas curvas raquídeas. Puede ser por alteración en la forma de crecimiento de la vértebra. Hay razas en las que es más frecuente, por la tipología del individuo, relaciones entre la personalidad y la postura, y también se ha demostrado que existe una correlación entre las tensiones musculares de nuestro cuerpo con el incremento de las lordosis.

Síntomas

Si bien existen hiperlodosis bien toleradas que no producen sintomatología alguna, en ocasiones puede ser un factor favorecedor de lesiones y dolor. Cuando el origen está en las adaptaciones posturales, malos hábitos deportivos o laborales, en compensaciones por alguna enfermedad (por ej. la enfermedad de Scheuerman), o por falta de flexibilidad de las cadenas musculares, entonces las contracturas musculares y el dolor aparecen para informarnos que algo no funciona en nuestro cuerpo.

El aumento de estas curvas provoca una presión exagerada sobre las articulaciones vertebrales (articulaciones interapofisarias). En una primera fase aparecerá el dolor debido a la irritación de los elementos sensitivos de la zona (nervios, ligamentos, músculos cortos…) y con el tiempo el aumento de presión acelerará los procesos degenerativos (artrosis, estenosis, espondilosis,…)

Diagnóstico

Un análisis clínico por un profesional cualificado suele ser suficiente. La metodología que utilizamos además del estudio clínico es con biometría digital (sistema ADiBAS posture) lo que permite medir el ángulo de la curva. Aunque no es imprescindible, se puede confirmar el diagnóstico mediante una radiografía de perfil en posición de pie.

Tratamiento

La reeducación postural trata eficazmente esta patología. El enfoque deberá ser siempre global si queremos mantener los resultados a largo plazo. Cualquier tratamiento exclusivamente local, sea ortopédico o fisioterapéutico, suele fracasar en la mayoría de los casos.

Si utilizamos la metáfora de "la burbuja y el libro", quizás lo entienda mejor. Tratar de reducir el arco de su espalda  con un gesto local es como querer quitar la burbuja de aire de un libro. ¿Quién no ha plastificado alguna vez las tapas de un libro? Si lo hacemos mal, puede que nos haya quedado alguna burbuja de aire en su interior. Si intenta chafarla con el dedo para quitarla posiblemente habrá desaparecido de ese lugar pero no definitivamente porque se habrá desplazado a otra zona cercana. La burbuja sigue en su libro. Lo mismo ocurre con el tratamiento analítico de las hiperlordosis, cuando se intenta reducir esa curva de forma aislada, lo único que se consigue es desplazarla a otra parte del cuerpo, sea a nivel del cuello, piernas o incluso de la respiración. Sólo con una reeducación global su espalda puede mejorar.

Catellano
Català
Franais