IFGM
AMIF
KINEMEZ

Osteoporosis

¿Qué es?

Es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y más propensos a fracturarse. Por lo general, el hueso pierde densidad, que mide la cantidad de calcio y minerales en el hueso. Cuando existe un leve pérdida de calidad del hueso se denomina osteopenia, cuando esta pérdida es importante se llama osteoporosis.

Causas

El hueso es un tejido vivo en constante renovación. La osteoporosis se presenta cuando el organismo no es capaz de formar suficiente hueso nuevo, cuando gran cantidad del hueso existente es reabsorbido por el cuerpo o en ambos casos.

El calcio es uno de los minerales necesarios para la formación de los huesos. Si uno no obtiene suficiente calcio o vitamina D o si el cuerpo no absorbe suficiente calcio de la dieta, los huesos pueden volverse frágiles y más propensos a fracturas.

La causa principal de la pérdida ósea es la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres en el momento de la menopausia y una disminución de la testosterona en los hombres. También puede influir los desequilibrios nutricionales presentes en nuestra dieta. No es únicamente un problema de consumo de minerales sino de cómo estos se pueden perder en un intento de equilibrar el PH por un exceso de acidificación metabólica.

No obstante están descritas muchas más causas o factores de riesgo como: inactividad prolongada, ingesta de tóxicos como alcohol o tabaco, ciertas enfermedades.

Síntomas

En general la osteoporosis no provoca dolor pero si que existen ciertos riesgos cuando la osteoporosis es avanzada:

  • Hipersensibilidad ósea
  • Fracturas con poco o ningún traumatismo ( riesgo a partir de los 50 años en mujeres)
  • Pérdida de estatura (hasta 6 pulgadas o 15 centímetros) con el tiempo
  • Aplastamientos vertebrales originando una lumbalgia.
  • Postura encorvada o hipercifosis.

Diagnóstico

Para medir la densidad mineral ósea es necesario una densitometría de la región lumbar y de la articulación de la cadera. Esto permite conocer el grado de osteoporosis y el riesgo de sufrir fracturas.

Además suelen ser necesarios análisis de sangre y orina.

Tratamiento

Es muy importante la prevención o evitar la progresión de la enfermedad. Por ello existen recomendaciones muy útiles:

1. Dieta saludable

2. Usar medicamentos para el control hormonal y mineral, o bien conducta basada en la nutrición ortomolecular.

3. Práctica de ejercicio diario. Paseos en horas con presencia de sol suave, trotar, bailar, yoga, tai-chi.

4. Fisioterapia. Ejercicios especificamente diseñados para trabajar el movimiento, la flexibilidad y la conciencia corporal. Programa de ejercicios para evitar el riesgo de caídas.

5. Evite los hábitos tóxicos como el alcohol y el tabaco, la obesidad, caminar con superficies deslizantes, las alfombras resbaladizas de su casa u obstáculos, coloque barras en el baño, tenga los zapatos bien ajustados.

Catellano
Català
Franais